viernes, 18 de enero de 2019

Y seguiré cantando a la Tierra


Y seguiré cantando a la Tierra,

y seguiré contemplando el mar,

acariciando la lluvia de mis días,

sintiéndome abrazar.



Y cambiaré palabras por suspiros,

deseos por sonrisas,

el frío por el fuego,

lamentos por la magia de un encuentro,

mi yo por un ataque de confianza,

mis labios por la fuerza de los vientos.



Y descubriré el secreto de los tiempos,

y la mano que es un manto,

me protege

y me empuja hacia adelante,

sin pedir explicaciones

y sin forzar

mi lento caminar.



Hasta llegar a los pies de un monte santo,

hasta el rastro de un aliento

en el centro de mi vida,

que es mi templo.

viernes, 11 de enero de 2019

En la chispa de un encuentro


En la chispa de un encuentro

sé por qué he nacido

y para qué he recorrido

toda esta distancia,

con pasitos cortos,

con esperas largas.



En el fondo de unos ojos

sé por qué estoy vivo

y cuál es la patria verdadera

que siempre ando buscando.



Y sé que puedo relajarme,

aflojar las riendas,

porque ya he llegado.



Y no importa lo de antes

o lo de luego,

solo sentir que existo

y me amo

y te amo.

viernes, 4 de enero de 2019

Dios se manifiesta


Dios se manifiesta

como aire amigo,

como suave aroma,

como inquieta luz,

como persona,

y tiene millones de ojos,

montones de rostros,

porque se ha transformado

en lo que ahora somos.



Él me ha enviado a este cuerpo,

a esta casa,

a este tiempo,

y conoce mis deseos

porque me los pone dentro,

y sabe de mi ignorancia

y de mis sueños.



Todos los días me abre los ojos

y me enseña lecciones

de vida y de alegría,

también de agradecimiento,

pone en mis manos el lápiz,

en mi boca las palabras

y las pausas necesarias,

en mi corazón, la magia.

Con paciencia infinita

se hace un hueco en mi interior,

un espacio de armonía

y de sólidas raíces,

a prueba de malos tiempos

y de momentos difíciles.



Me alimenta con lecturas,

me acompaña con personas,

de ahora mismo y de otro tiempo,

me engrandece el horizonte,

me renueva la esperanza

y me llena de sosiego.

viernes, 28 de diciembre de 2018

El universo me quiere


El universo me quiere

con mis dudas y mis ansias,

con mis puertas atrancadas,

mi piel gastada

y mis ataques de calma.



El infinito me ama

con mis huesos doloridos,

mi andar mareado

y mis desvaríos,

y me empuja

cuando subo los escalones

de la confianza,

y me sorprende en los encuentros

y en las miradas.



Mi pequeño espacio creado

es mi castillo encantado,

con emociones que nunca se acaban,

con moradas no exploradas

y todo lo necesario,

mi buen espacio me mima

como cálido aliado.



La madre vida es mi patria,

con cada momento

me salva de la ignorancia,

con toda la gente

me dice lo que me quiere.



La inmensa paz es mi guía,

me envía avisos de bienvenida,

me pone en contacto conmigo mismo

y con la alegría.



Mi corazón es mi amigo,

siempre dispuesto,

siempre tranquilo.

sábado, 22 de diciembre de 2018

Yo he roto el silencio


Yo he roto el silencio,

de mi boca ha salido una palabra

que recorre la Tierra,

he pronunciado tu voz,

porque tu nombre estaba escondido

entre mis labios

y en los rincones.



Te he llamado

y te he buscado casas

que son hombres,

casas con puertas abiertas

y con salones,

he amueblado tu estancia

y he convocado otras voces.



Yo he abierto las prisiones

donde estaba condenado

lo humano y lo divino,

porque el hombre se moría

sin saber que su destino

era la vida,

porque Dios agonizaba

entre los duros barrotes

de las cosas ya sabidas,

de la cruda indiferencia,

de las frases ya vacías.



Yo he rasgado la noche

y te he introducido en espacios vacíos,

al son de risas y flores

y de lágrimas amigas,

que son delicados ríos

y van haciendo caminos.

viernes, 14 de diciembre de 2018

No hay vuelta atrás


No hay vuelta atrás,

ya me has creado

y me he empapado

de las sombras

que rodean a la luz,

y he bebido el sufrimiento

que me asegura la vida,

y he amado

y me han amado.



No hay vuelta atrás,

ya no puedo abandonar

este camino,

ya me llamaste

en el mismo instante de la creación

y me hiciste un hueco para sentir,

me diste un tiempo como persona,

y has querido que se cumpla en mí

lo que tenías preparado

desde millones de años,

y me has dado ojos nuevos

para ver tu mano.



No hay vuelta atrás,

ya he atravesado la noche,

y he llegado hasta el borde de mí mismo,

por caminos invisibles

he contemplado la nueva aurora

y he desterrado mis sombras.



No hay vuelta atrás,

ya he soltado las riendas,

me he liberado

y he confiado en tu abrazo,

ya no puedo volver a mi prisión

de aspecto humano,

he atravesado las barreras,

he dado el gran paso,

ya no me sirve lo antiguo

ni lo falso,

ahora por fin soy libre,

y me dirijo a un universo

que en mí mismo está escondido.

viernes, 7 de diciembre de 2018

Doy testimonio


Doy testimonio ante el mundo

de que el amor me quiere,

y me estrecha entre sus brazos

como a un pajarillo

que necesita cuidados.



Y me grita al oído

que el mundo danza y la paz existe,

y me socorre con espíritus buenos

que vienen a visitarme a mi pozo profundo,

a mi espacio secreto.



Y soy testigo directo

de que el río de la vida pasa a mi lado,

y doy fe de la belleza de las formas y colores,

de la bondad que asoma en todas las caras,

y de los regalos que me llueven

en forma de sonrisas y miradas.



Soy espectadora de primera fila

del paso por mis ventanas de la alegría,

porque he sido invitada

a ver su desfile diario,

y de sus carrozas de fuego

siempre saltan chispas

que yo atrapo entre mis manos.



Me gustaría transmitir de la mejor manera,

que bajo miles de nombres,

millones de esencias,

hay algo completamente puro,

enteramente tierno,

que ha transformado mi tierra,

y es mi única fuerza.